Pedro Acedo 


Alfonso Guerra pronunció, cuando era el jefe del PSOE, una frase lapidaria que entonces, en nuestra joven democracia, pareció graciosilla, pero pocos pensaron que él la dijo muy en serio porque creía en ella: “El que se mueva no sale en la foto”.

Quería decir Guerra que el que no haga lo que dice el jefe del Partido Socialista,( o sea, él en aquellas fechas), no sería concejal, ni alcalde, ni senador, ni diputado… ; y, efectivamente, así era en la recién estrenada democracia de los años ochenta. Y así, lamentablemente, sigue siendo ahora. No solo en el Partido Socialista sino en todos los partidos. En todos. Se abrió la brecha en 1981, cuando el PCE de Madrid expulsó del Ayuntamiento a cinco concejales de su formación. Al año siguiente, el Tribunal Constitucional los repuso en sus cargos de ediles y se creó jurisprudencia para que ningún partido pudiera expulsar a los cargos electos. Pero los partidos, ávidos de colocar a los que los han avalados (los votos, son secretos), han hecho, qué digo, aman! , la famosa frase del otro poderoso Alfonso Guerra.

De los miles de casos que se conocen por toda la geografía española, únicamente pondré como ejemplo algunos casos conocidos. Todo, para intentar demostrar que la democracia en los partidos políticos no existe. Que ha ido a peor y que, los partidos, le han dado la vuelta a la tortilla y han ido aprobando estatutos y reglamentos, en apariencia democráticos porque así lo exige la Constitución Española, pero en realidad, aprueban y adaptan sus reglamentos para que los que mandan, puedan elegir a los candidatos de su partido a cualquier institución, según sus gustos y amistades, o peor y más habitual, según les diga “Madrid”. En este caso me refiero a alcaldes de grandes ciudades, diputados, presidentes provinciales y autonómicos.

El modus operandi, es el siguiente: pongamos, -ahora que la Presidenta de Madrid, mi admirada Isabel Díaz Ayuso, ha puesto de moda este debate- que toca renovar un Comité Regional o Provincial. Estupendo. Por ejemplo Madrid. En primer lugar, los reglamentos y los estatutos se redactan para que los que mandan puedan hacer lo que quieran. Y lo hacen. Supongo que esto nadie lo duda. Entonces, y a pesar de lo que les gusta a todos los partidos presumir de demócratas, comienza la maquinaria más dictatorial imaginable.

En Madrid, la presidenta de la Comunidad, quiere optar a presidir el PP regional; actualmente, su administración corre a cargo de una Comisión Gestora, lógico porque dimitió la presidenta anterior, pero lo que no es lógico es que lleven cinco años sin elecciones cuando estas Comisiones se eligen provisionalmente para seis meses. ¿Razones? Sencillo, una Gestora de la Capital depende en realidad, del Presidente y Secretario General Nacional. Y si a estos no le gusta Isabel, a pesar de ser la mejor, Isabel no será Presidenta. Imposible. No se vota libremente.

Cuando se convoquen elecciones del partido a la Comunidad, por supuesto sin primarias ni derecho a votación directa de todos los afiliados, como la misma Ayuso pide, los que votarán serán los compromisarios que en su mayoría son concejales, diputados, presidentes locales, etc. y que además querrán seguir siéndolos. ¿Saben que les pasaría si los jefes les piden que eligieran a otro y ellos no fueran obedientes? ¿Saldrían en la foto? Es estos casos nunca se sale.

Tal vez, no se atrevan con Ayuso porque saben que es la más votada, querida y valorada, infinitamente más que ellos. Pero en España no son todos Ayuso y sí se atreven a cargarse a otros candidatos si no los han votados a ellos. O no les gusta. O son mayores. Todos lo hacen. En los partidos no existe la democracia.

En Mérida, el Partido Socialista se cargó a Manolo Romera echando a cientos de afiliados. A Vélez no le dieron la más mínima oportunidad para que decidieran sus militantes, no lo hicieron porque habría ganado. Otro partido, en este caso VOX, echa de militancia, entre otros, a un concejal de Badajoz y al que fue su candidato a las últimas elecciones autonómicas y los juzgados les dan la razón a los militantes. Y así miles de casos por toda España. Y es verdad, en política, el que se mueve no sale en la foto.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.