» Los ciudadanos estamos necesitados de un marco financiero público que nos garantice el Estado del Bienestar»


Agustín Plaza Aguado


La vicepresidenta segunda del Gobierno Yolanda Díaz se ha reunido recientemente con el papa Francisco en el Vaticano, en la reunión, parece ser que han abordado, el cambio climático y la importancia del “trabajo decente” para mejorar la vida de los españoles.

Este acontecimiento ha vuelto a poner de relieve como la derecha española, en su costumbre de hacer propios los símbolos y emblemas que en otro tiempo ha utilizado para beneficio propio, ahora vuelve a demostrar que se ha quedado anclada en un pasado medieval y peligrosamente beligerante, no hay mas que ver las reacciones de la secretaria de Comunicación del PP de Madrid, Macarena Puentes, tachando en redes la reunión de “cumbre comunista”.

De igual modo, hace unos días Isabel Díaz Ayuso, la presidenta madrileña, entró al choque directo con el papa Francisco y señaló que le “sorprende” que el pontífice, “un católico que habla español”, reflexionara por carta sobre los “pecados” cometidos por la Iglesia católica durante la conquista española.

Pareciera que la derecha casposa y guerra civilista, ha abierto la veda contra el papa, como si se revivieran los tiempos de los Borgia, donde a buen seguro los Casados, Ayusos y Abascales camparían a sus anchas.

Resulta evidente que, al margen de muchas diferencias ideológicas, Díaz y el papa comparten una visión bastante cercana sobre el mundo del trabajo y la economía, de hecho, en la encíclica Fratelli Tutti pueden leerse algunos pasajes aplicables al modo de entender el empleo de la ministra de Trabajo, en luchas sociales —contra la pobreza, la desigualdad o el cambio climático— posiciones que históricamente ha defendido y defiende el espacio de la izquierda.

Un valor añadido a esta reunión, y que no debería pasar inadvertido para los españoles, es que la reunión se produce a pocos días de que comience la visita ‘ad limina’ de los obispos españoles, en la que se reunirán con el papa y con los responsables de los dicasterios vaticanos para analizar la situación de nuestro país y de su comunidad cristiana.

A mayores de la reunión, es este hecho el que sin duda ha molestado especialmente a muchos prebostes purpurados, fieles al nacional catolicismo y defensores a ultranza de las misas en honor del dictador a las que gustosamente y con fervor acuden el Sr Casado y su séquito.

Resulta evidente, pese a los intentos de distorsionar la realidad por parte del PP y Vox a los que se unen nostálgicos del naftalínico poder de las sotanas, que el papa, ni por asomo, se acerca ideológicamente a postulados comunistas, y en muchas cuestiones, ni siquiera socialdemócratas, quizá sea imposible hacerlo o incompatible con el cargo, incluso con la vida, pero hay que reconocerle decisiones valientes para lo que la institución vaticana tenía acostumbrado al mundo, pues recientemente se ha manifestado contra el peligroso avance de los populismos, la defensa del medioambiente, la necesidad de la acogida en el fenómeno de la inmigración y, sobre todo, la crisis de la democracia “La democracia es compleja, mientras el autoritarismo es expeditivo y las promesas fáciles propuestas por los populismos se muestran atrayentes. En diversas sociedades, preocupadas por la seguridad y anestesiadas por el consumismo, el cansancio y el malestar, conducen a una suerte de escepticismo democrático”.

Otro papa, no hace muchos años, señalaba con el dedo acusador públicamente a Ernesto Cardenal (nicaragüense, sacerdote y teólogo defensor de la teología de la liberación) y al día siguiente besaba a Pinochet en honor de multitudes.

Por otra parte, la vicepresidenta comienza a armar la que será su futura plataforma política. no olvidemos que es la líder mejor valorada por los españoles, según el último barómetro del CIS, con un planteamiento político moderno, que intenta ir más allá de los corsés que tienen los partidos tradicionales y que a buen seguro la puede posicionar como la aglutinadora del voto de la izquierda no fiel al PSOE, lo que unido al desgaste de Sánchez y su equipo puede restar a éste una cantidad importante de votos especialmente en las comunidades de mayoría socialista en las elecciones generales.

Sirvan estas líneas para reflexionar sobre la frase que el escritor y filósofo G.K.Chesterton inmortalizó: “la iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza”

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.