Cristina Martín Sánchez

Concejala del grupo Municipal de  Ciudadanos en el Ayuntamiento de Mérida


Como ya es tradición con la llegada del año nuevo, seguramente todos estamos fijando objetivos y metas nuevas, o trabajamos en cumplir los propósitos de siempre, los de todos los años… Sí, esos que seguramente abandones en menos de un mes.

Por eso, te propongo algo diferente, construir una mentalidad con la que conseguir esos objetivos que quieres logar. Puede que suene fácil, pero no lo es, de hecho, enfrentarnos a nosotros mismos, es de las cosas más difíciles en la vida de las personas. Para conseguir lo que nos proponemos, hay que atreverse a dar un paso adelante y reconocer que necesitamos conocernos más profundamente.

Para empezar, reconoce lo que has logrado hasta ahora. Todos tenemos proyectos o metas que hemos construido y que nos han dado grandes satisfacciones y que nos hacen estar un orgullosos a nivel personal. Incluso, cuando te sientes a pensar en lo vivido durante el pasado 2021, no tienes ni siquiera que enfocarte en grandes logros, simplemente afina tu visión y reconoce objetivos mucho más pequeños y simples que has logrado este año, pero que te ayudaron a continuar con el gran reto que significó este segundo año de pandemia.

Todos y cada uno de nosotros hemos experimentado alguna situación en nuestra vida que nos ha llevado a ser quienes somos hoy en día. Nosotros no actuamos como lo hacemos ni nos equivocamos porque sí, porque así nacimos. Todo tiene una explicación y cada decisión que tomamos y cada palabra que decimos, está influenciada por nuestro pasado y por nuestras experiencias. Lo vivido no nos define, simplemente nos hace humanos.

Es normal no saber, en ocasiones, cómo afrontar algunas situaciones que se nos presentan, no nacemos con el manual de instrucciones sobre cómo vivir o reaccionar frente a las adversidades. Lo que sí es cierto es que todos somos capaces y tenemos las herramientas suficientes para afrontar las circunstancias que se nos presentan, porque sí, así es la vida, en ocasiones todo es felicidad y de un momento a otro, todo se puede volver gris. Hacerte consciente de los obstáculos que ya has superado, de las victorias conseguidas y, sobre todo, de todo lo que hemos aprendido gracias a nuestros errores, harán que el camino que nos queda por delante este reforzado por la confianza y la autoestima.

En este proceso, el apoyo terapéutico es básico e importantísimo, porque si no aprendemos a domar a la bestia que vive en nuestra mente, probablemente repitamos los mismos patrones, y nos pasamos toda la vida revolcándonos en la queja por no saber por qué estamos abandonando todo aquello que nos ilusionaba.

Es por esto por lo que, si queremos mejorar nuestra forma de ser, descubriendo quiénes somos y porqué actuamos como lo hacemos, o si queremos enfrentar una situación crítica, debemos plantearnos la idea de acudir a un psicólogo, dejando a un lado la falacia de que buscar ayuda es para débiles o para locos. Pues no hay nada más responsable, maduro e inteligente que buscar ayuda cuando más se necesita.

‘’La adversidad tiene el don de despertar talentos que en la prosperidad hubieran quedado dormidos’’

-Horacio-

 

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.