Pedro Acedo 


Vivimos tiempos difíciles, en Mérida y en el mundo entero. La pandemia, la crisis y el pésimo gobierno de Sánchez lo agravan todo aún más. Y por si no teníamos bastante, Putin invade Ucrania y amenaza a Europa entera. Muertes muy dolorosas e injustas de miles de civiles y un éxodo de millones de personas nunca imaginado en nuestro tiempo. Este es el panorama.

En España, en cada pueblo, la situación es peor que en todos los países de la Unión Europea. Con este criminal gobierno, nos ponemos a la cabeza de todos los datos negativos: mayor inflación, mayor subida de los combustibles, la luz descontrolada, líderes en paro juvenil y la consiguiente pérdida enorme del poder adquisitivo… El ejemplo de la subida disparatada de la gasolina y el diésel es demostrativo del nefasto gobierno que padecemos: Pedro Sánchez fue el último en reaccionar y lo hizo tarde y mal, obligado por la presión de la calle, rebajó 20 céntimos por litro de combustible, que nada arreglan, pero sí parchea su manifiesta inutilidad y a la vez engorda su indecente política basada en la propaganda y en el embuste. Todo un filibustero, para el que ya no existe virus alguno, pero sí un tal Putin al que culpar de todos sus desmanes al frente del Gobierno de España.

Sánchez (Antonio para Mario Draghi) engaña y miente como siempre. Mucho antes del comienzo de la guerra las subidas de todos los productos y suministros eran generalizadas, y la inflación estaba disparada. Sólo hay que echar un vistazo a la hemeroteca para comprobar lo que sabemos desde que abrió la boca por primera vez, y es que el inquilino de La Moncloa se carcajea constantemente de los españoles.

Se repite la historia de la pandemia. Y, aunque la memoria colectiva es frágil, no se nos olvidan los engaños constantes que sufrimos durante ese período. También en esto encabezamos el lamentable liderato: además de encerrarnos en nuestras casas de forma ilegal y en dos ocasiones, sufrimos sus insoportables y absurdas medidas restrictivas (como ejemplo, se podía pasear con tu perro pero no con tu hijo). Estúpidas medidas decididas por un inexistente Comité de Expertos y aliñadas con sus continuas comparecencias en televisión al más puro estilo castrista. Insoportable.

Pero no me desvío más del asunto que nos ocupa. Los españoles también tenemos que soportar y financiar el descabellado despilfarro del Gobierno: viajes para corta y media distancia en el Falcon con comitivas de más de 40 personas: que digo yo que será para peinarle, hacerle la manicura y servirle los ibéricos de Cinco Jotas.

Bueno, pues a pesar del lúgubre panorama actual -y no creo exagerar nada de lo expuesto anteriormente- , creo de verdad que hay motivos para la esperanza. Los españoles hemos salido de situaciones peores. Y esta ilusionante Semana Santa nos ha dado pie a creerlo: nos hemos olvidado de tantas desgracias y hemos apostado por nosotros mismos; con menos recursos, sí, pero con ganas de comernos el mundo. Las procesiones de Nuestra Semana Santa emeritense, de Interés Turístico Internacional, han sido un éxito rotundo. Y un acierto del Ayuntamiento contratar con 13 TV la retransmisión en directo de nuestro esplendoroso Vía Crucis. Ese es el camino, apostar por lo que tenemos, ensalzarlo y difundirlo por todo el mundo.

Así ha sido también en toda España. Más turismo, más consumo y más trabajo para el sector Servicios. Estoy convencido que esta Semana Santa puede ser el punto de inflexión para que todo empiece a normalizarse. Remitido el virus y finalizada la guerra, ya no habrá más excusas. Esperemos que para entonces Sánchez y toda su patulea hayan sido desalojados.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.