Marta Gervasia Garrido Moreno

Concejala VOX Ayto de Mérida


Mi pretensión es escribir en este periódico sobre asuntos de emeritenses, pero los últimos vergonzantes acontecimientos me obligan a hacer una excepción esta vez, guardar el artículo que ya tenía preparado y mostrar mi indignación.

Antes de dar el paso adelante de involucrarme en un partido político, y comprometerme con VOX, cuando tan sólo era una quimera de un puñado de valientes; un viejo amigo de la familia, desde su larga experiencia me dijo:
-“Marta, el político profesional tiene tres prioridades: la primera es él mismo, lograr su propio beneficio a través de obtener un puesto lo más alto posible en su partido y desde ahí alcanzar el poder y conservarlo, si es que lo consigue, aunque para ello tenga que apuñalar a sus propios compañeros y adular con mentiras a quien haga falta; el segundo beneficio que busca es el de su partido, como plataforma para medrar en el poder; y por último, y si algo queda, después de traicionar, mentir y adular, algo de bien quedará para los ciudadanos. Por eso, un político, cuanto mayor sea su cargo, menos de fiar será, porque para llegar allí habrá pisoteado a muchos de los suyos”

No creí en esas palabras de la experiencia, es más, si algún día viera eso en VOX, presentaría mi baja inmediatamente, pero los últimos hechos nacionales me han hecho llamarle y darle la razón en su consejo.

Pedro Sánchez repitió hasta la saciedad que no llegaría a La Moncloa gracias al apoyo ni de Podemos (comunistas-anticapitalistas-populistas), ni de ERC (golpistas-separatistas, ni de Bildu (proetarras). Después meses y meses de negociación, una investidura fallida y una repetición de elecciones, fue investido gracias al apoyo expreso de Podemos y a las abstenciones de ERC y Bildu. Sin ellos, la aritmética no le hubiese permitido sentarse en el sillón de La Moncloa.

Para garantizarse seguir en el Palacio de La Moncloa, renunció a las que dijo que eran sus convicciones. Así, Sánchez se dirigió a un Pablo Iglesias con estas palabras: «Le diré algo, señor Iglesias, si para ser presidente del Gobierno tengo que renunciar a mis principios, si tengo que formar un Gobierno a sabiendas de que no será útil a mi país, entonces usted está en lo cierto: yo no seré presidente ahora”; ”Sería un presidente del Gobierno que no dormiría por la noche, como el 95% de los ciudadanos de este país”; “El señor Iglesias y Podemos defienden que hay presos políticos en España, y yo no puedo aceptar eso» o «el PSOE nunca va a pactar con el populismo porque el final del populismo es la pobreza de Chávez, las cartillas de racionamiento y la falta de democracia”.

Sánchez, en una entrevista en la televisión navarra afirmó rotundo: “Con Bildu no vamos a pactar. Se lo repito. Con Bildu no vamos a pactar. Si quieres lo digo 5 veces o 20 durante la entrevista, con Bildu no vamos a pactar”, “Bildu no tiene un proyecto de país, un proyecto de España”, “Nosotros sí lo tenemos. Creo que a lo largo de nuestra historia si hemos demostrado algo ha sido, precisamente, nuestro compromiso en la lucha contra el terrorismo”. A pesar de eso, el PSOE gobierna en Navarra gracias a la abstención de EH Bildu y la investidura de Sánchez consiguió salir adelante gracias también a la abstención en el Congreso de la formación de condenado Otegi.

De ERC dijo: «Los líderes independentistas no son de fiar» y su último debate electoral, pronunció: “no es no y nunca es nunca” en referencia a que nunca pactaría con el separatismo. Las 13 abstenciones de ERC fueron las que permitieron que hoy Sánchez gobierne en La Moncloa.
Mientras tanto, la hoy Vicepresidenta primera, Carmen Calvo, decía: “No vamos a apoyar a Bildu. Para nosotros eso son líneas rojas y los socialistas, con nuestros defectos y virtudes, somos muy de fiar. Todo el mundo sabe a qué se puede atener con nosotros, cuáles son nuestros principios y las líneas que no pasamos.”

El Gobierno de la Mentira, el mismo que quiere crear un Ministerio de la Verdad y controlar lo que se dice en redes, llegó al poder mintiendo reiteradamente a sus votantes. Este tipo de engaños deberían estar penados por la ley. La recuperación de España, en la mayor crisis que hemos vivido desde la Guerra Civil, está en manos de ellos gracias a votos de personas que fueron engañadas.
Pedro Sánchez ha hecho posible que el control político del país recaiga sobre aquellos cuyo único propósito es romper España en mil pedazos. Aquellos que por una injusta ley electoral tienen un insignificante porcentaje del voto a nivel nacional, pero una importante representación en el Congreso. En estas manos está nuestro futuro ante el mayor desafío al que como país nos enfrentamos, provocado por la pandemia y por la ineptitud del Gobierno.

España no merece este panorama tan desolador: Ataques al Poder Judicial y a la justicia, la pretensión de cambiar las reglas para renovar el CGPJ, el acoso a la Corona, el menosprecio al español en el proyecto de ley educativa, son ejemplos son ejemplos de una acción planificada dirigida a destruir la Constitución, el sistema de 1978 y todo lo construido durante estos los cuarenta años.

Pedro Sánchez, mientras desgobierna la Pandemia, se apoya en Pablo Iglesias, Otegui y Rufián, cuyo único objetivo es la devastar los cimientos de España.

Por seguir en el poder, Sánchez ha traicionado la memoria y la lucha democrática por la que fueron asesinados sus propios camaradas del PSOE: Germán González López, Enrique Casas, Vicente Gajate, Fernando Múgica, Francisco Tomás y Valiente, Fernando Buesa, Juan María Jáuregui, Ernest Lluch, Froilán Elespe, Juan Priede, Joseba Pagazaurtundua e Isaías Carrasco; además de otros 864 asesinados y 7.000 heridos, a lo largo de 3500 atentados y la destrucción del proyecto vital de cientos de miles de muchos vascos y españoles, que despreciando el peligro lucharon por la libertad, la paz y la democracia.

Sánchez, por su afán de conservar el poder a toda costa, ha hecho buenas las palabras de mi viejo amigo, renunciando a sus declaraciones, sus principios, la Memoria y la sangre de las víctimas, la historia de su propio Partido y de España, abjurando de cualquier principio ético, dignidad y de un mínimo sentido estético democrático. Su amistad con fanáticos fascistas de extrema izquierda (no olvidemos que el Comunismo es responsable de 100 millones de muertos, ha sido puesto en la UE al nivel del repugnante nazismo y está prohibido en numerosos países), con separatistas colaboradores necesarios de un Golpe de Estado en Cataluña en el 2017 (ERC) y defensores de criminales con casi mil asesinatos a sus espaldas (EH-Bildu, cuyos antecedentes fueron prohibidos por el Tribunal Supremo HB, de Euskal Herritarrok y de Batasuna en el 2003, por ser parte de ETA), no dejan lugar a dudas. ¿Dónde queda el dolor? ¿Dónde quedan tantas lágrimas derramadas por tantos asesinatos? ¿Dónde quedan las Manos Blancas y el Espíritu de Ermua?
Creo que todos los españoles de bien sentimos repulsión, indignación y rabia por este cambalache asqueroso: 103 presos de ETA han sido acercados al País Vasco por el Gobierno de Sánchez. 25 de ellos con delitos de sangre. Ha concedido 15 terceros grados, cinco a reos con delitos de sangre. Txapote, jefe militar de ETA que acumula penas que superan los 500 años de prisión por decenas de asesinatos, entre otros, los de Miguel Ángel Blanco; Fernando Buesa y su escolta, Jorge Diez Elorza; Fernando Mújica; Gregorio Ordóñez; José Luis López de Lacalle; y dos guardias civiles en Sallent de Gállego (Huesca) ha abandonado el módulo de primer grado, reservado en todas las cárceles para presos peligrosos, a uno ordinario.

Sabemos que hay muchos socialdemócratas que votaron al PSOE pensando en el bien de España y ahora se sienten profundamente traicionados. A ellos va mi último mensaje: algunos líderes ya han mostrado su indignación, al menos en Redes Sociales o en medios de comunicación: Fernández Vara, García-Page, Javier Lambau, Adrián Barbón, Susana Díaz,… Por favor, socialistas de corazón, afiliados o no, leales a vuestros principios y fieles a la dignidad, no calléis, no seáis cobardes, vuestras ideas están por encima del partido que Sánchez ha convertido en su juguete: desde vuestras Agrupaciones, Casas del Pueblo, manifiestos colectivos e individuales, públicos y privados mostrad vuestra indignación y rechazo a esta vil felonía perpetrada sin escrúpulos por un plato de lentejas…vacío.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.